Rubén Vizcaíno Valencia

Asignación de Nombre
Rubén Vizcaíno Valencia

El profesor Rubén Vizcaíno Valencia ha dedicado casi 50 años, desde su arribo en 1952 a nuestra entidad, a la promoción de la cultura en sus diversos aspectos. Además de creador del teatro popular de Mexicali, fue junto con don Pablo L. Martínez organizador del primer Congreso de Historia de Baja California; maestro fundador de lo que hoy es el Plantel Mexicali del COBACH, entonces Preparatoria del Estado después dependiente de la UABC, y de la Escuela de Artes Plásticas en Mexicali.

En 1959, se convirtió en miembro fundador del periódico El Mexicano donde inició sus labores dirigiendo las secciones de política y cultura, espacio para la pluma de incontables escritores que hoy son piedra angular de la literatura bajacaliforniana.

En 1961 fue nombrado primer director de acción cívica y cultural del municipio de Tijuana, y de una de sus primeras acciones fue convocar al concurso que dotaría de escudo a la ciudad. Su convencimiento acerca de la mexicanidad de nuestra frontera, se puso de manifiesto en la frase “aquí empieza la patria”, que, acuñada por Vizcaíno Valencia, luego hizo suya el presidente Adolfo López Mateos.

Primer presidente del seminario de cultura mexicana en Tijuana, incansable organizador de certámenes literarios de alcance peninsular y anfitrión de conferencistas, poetas y dramaturgos invitados por él. En los años setenta, Vizcaíno se integró al taller de poesía de la universidad, y junto con sus jóvenes integrantes funda la revista Amerindia, que reunió en sus páginas a cuatro generaciones de escritores.

Su lucha por enriquecer y actualizar la atmosfera cultural bajacaliforniana lo lleva a fundar el Ateneo Ramón López Velarde, con participación de estudiantes de las escuelas de Economía y Contabilidad de la UABC, y siendo un promotor cultural por vocación, desde su puesto como jefe del departamento de difusión cultural en la unidad Tijuana de la UABC, defendió con fervor la propuesta de contar con lo que años después sería el teatro universitario.

Como funcionario universitario, promovió la creación de los talleres de teatro y danza folclórica, a los que luego se sumarian los de artes plásticas, fotografía, piano, teatro clásico, pantomima, ajedrez, danza moderna, apreciación musical, gimnasia rítmica y el cine club, muchos de ellos aún vigentes.

Su trabajo de promoción no se limitó, procuro y logro dar difusión a los talleres universitarios en otros foros del estado y del sur de California, además del continuo apoyo que durante 39 años le ha dado a las actividades culturales universitarias desde las páginas del suplemento “Identidad” del diario El Mexicano.

En 1983 nuestra universidad por conducto del pleno del Consejo Universitario, le otorgo el título de maestro emérito, en reconocimiento a su labor como formador de múltiples generaciones de universitarios, tanto de sus clases en la preparatoria UABC, como en la Escuela de Turismo, donde inspiro a muchos jóvenes el amor por la literatura.

Vizcaíno Valencia continuo su labor en la universidad, promoviendo apasionadamente la creación de la Escuela de Humanidades, cuyo origen se remonta a aquel taller de poesía fundado por quien también es cronista, poeta, dramaturgo y ensayista destacado.

Imagen

Rubén Vizcaíno Valencia